PROTESIS LAZCANO

Blog Comments (0)

La prótesis Lazcano de cadera es un injerto metálico que busca imitar la forma anatómica de la cabeza femoral a fin de poder remplazarla y continuar desempeñando la función mecánica de ésta, la prótesis tipo Lazcano está conformada por una cabeza prostática, un cuello angulado y un vástago que es el que se insertará en el cuerpo del fémur para brindar firmeza. La cabeza será insertada en el acetábulo de la cadera y fijada mediante el uso de cementó óseo adicionado con antibiótico, a fin de reducir al máximo el estrés óseo y a la vez permitir la recuperación del hueso sin afecciones secundarias.

La prótesis está elaborada con titanio, cerámica, polietileno y acero inoxidable, que por sus características, le otorga una dureza, flexibilidad y resistencia a la corrosión bastante alta; la cabeza femoral o componente cefálico generalmente se encuentra compuesta por titanio, acero inoxidable, cerámica y polietileno, entre más lisa sea la superficie se tiene menor desgaste del acetábulo de la cadera y la prótesis pude realizar su función sin afectaciones; el componente acetabular generalmente está dividido en dos, la parte que se une a la cabeza está hecha de titanio para brindar mejor distribución del peso y soportar mejor la presión, mientras que la parte que une esta parte con el vástago, debe reducir al máximo la fricción, así que usualmente este componente es de cerámica.

El vástago, que es la parte que se inserta en el hueso, debido a que será el encargado de distribuir el peso y controlar la movilidad del hueso, está hecho con aleaciones variables de titanio-acero inoxidable o solo de titanio, garantizando así una vida útil superior a los 30 años.

¿Por qué fue necesaria su creación?

Desde que la medicina comenzó a permear en la vida de las personas, numerosos y dolorosos padecimientos obligaron a la traumatología y ortopedia a buscar soluciones para los problemas de salud de la población, especialmente aquellos padecimientos que comenzaron a verse con mayor frecuencia cuando los seres humanos aumentaron dramáticamente su esperanza de vida hasta los 75 y 90 años, en el siglo XX. El desgaste del hueso de cadera es una de las quejas y causas principales en el deterioro de la calidad de vida de personas que rebasan los 70 años.

¿Por qué se usa?

Las principales cusas de remplazo de cadera son el que debido a alguna enfermedad como artrosis, osteoporosis o bien, por fractura o traumatismo, la vida del individuo no pueda ser realizada con normalidad y presente dolor constante y padecimientos asociados como inmovilidad, hinchazón y entumecimiento.

Generalmente el remplazo de cadera se realiza en adultos mayores, que rebasan ya el umbral de los 70 años, y que por ello, tienen huesos descalcificados y frágiles, que fácilmente se rompen y/o provocan discapacidad motora crónica. Una vez que se ha establecido la necesidad de la intervención, la hospitalización será de un máximo diez días y el postoperatorio de recuperación y terapia debe tener lugar entre tres y seis meses, no obstante que el paciente debe comenzar a moverse unos cuantos días después de su operación.

Un poco de historia.

Las prótesis de cadera fueron una necesidad urgente desde que las personas comenzaron a tener una expectativa de vida más larga. Con la edad, los huesos van haciéndose frágiles y quebradizos ya sea por algún impacto o trauma o bien, por alguna enfermedad crónica como osteoporosis, o artrosis, sin embargo no fue hasta la década de los 60´s del siglo XX, cuándo el médico británico John Charnley realizó la primer sustitución total de cadera.

Esta primera prótesis fue hecha como un injerto de metal (acero inoxidable) y polietileno que, en su momento fue la punta de lanza de la medicina en su época. No obstante, alrededor del mundo comenzaron a surgir diversos investigadores interesados en mejorar y adaptar este primer prototipo.

Uno de los investigadores interesados en mejorar la prótesis de Charnley fue el Médico Mexicano Marco Antonio Lazcano Marroquín, y como resultado de sus estudios y la notoria practica en el quirófano, se percató de que los pacientes mexicanos tenemos características muy particulares a las que estableció Charnley ; en general, los mexicanos contamos con un puente femoral más corto, lo que provocó que algunas prótesis no fueran las indicadas para algunos procedimientos, Lazcano diseñó entonces, un tipo de prótesis quirúrgica anatómicamente adaptada para pacientes con el femoral reducido, el diseño, sin duda facilita la instalación de la prótesis Lazcano ya que el vástago, recto, se adapta de una mejor forma al canal osteoblástico del hueso femoral. En 1993 obtuvo su registro de patente.

En Travma Medical contamos con prótesis de vástago recto tipo Lazcano en medidas desde 38 hasta 54mm, así como el instrumental especifico y especialmente diseñado necesario para la colocación de las mismas.

Pin It

» Blog » PROTESIS LAZCANO
On 12 febrero, 2018
By

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« »