PLACAS BLOQUEADAS

Blog Comments (0)

La osteosíntesis es el uso de materiales quirúrgicos para reparar traumatismos y fracturas resultado de algún accidente o golpe traumático, sin embargo la múltiple variedad de fracturas que pueden padecer lo huesos obligan a la creación y uso de diversos materiales según el caso lo requiera. El uso de materiales como placas, tornillos, clavos y alambres quirúrgicos, así como nuevo materiales descubiertos es fundamental en algunos casos para la estabilización y tratamiento correcto de fracturas.

El vertiginoso desarrollo de la osteosíntesis en los años recientes ha permitido el creciente desarrollo de implantes cada vez más biocompatibles y que simultáneamente permitan estabilidad. Las placas quirúrgicas tradicionalmente planas presentan ciertamente grandes ventajas para la persona que las recibe, pero la poca o nula angulación de los extremos de estas acarrean malestares, la mayor parte del tiempo innecesario.

¿Qué son?Las placas bloqueadas o LCP (locking compression plate, por sus siglas en inglés) son una de las opciones al uso de placas tradicionales, su diseño anatómico las hace herramientas bastante útiles al momento de realizar procedimientos, así mismo, poseen orificios en que pueden ser puestos tornillos quirúrgicos comunes o los especialmente diseñados para este tipo de placas.

A estos materiales quirúrgicos se les considera todo un sistema dentro de la familia de las placas de uso médico, formado por un conjunto de placas y tornillos en que estos últimos pueden ser fijados o no a la placa generando de esa manera un implante estable debido a las nuevas técnicas de fijación

Este tipo de fijación permite la disminución del estrés óseo al no estar incrustado directamente o casi dentro del hueso (es decir la parte central del hueso); permitiendo de esta manera que no se tendrán afecciones en la circulación periótica. Las placas bloqueadas no solo permiten que no haya una pérdida primaria de la reducción de fracturas al momento de realizar los procedimientos, ya sea por un error médico o algún defecto en los materiales, sino que además evitan que se descubra la pérdida secundaria de la reducción, es decir aquella que se puede observar al paso de los días o primeras semanas de postoperatorio.

¿Qué ventajas tienen respecto de otros materiales de osteosíntesis?Una de las grandes ventajas que estos materiales poseen es la forma anatómica de su diseño, mismo que evita la aparición de estrés óseo debido a las fuerzas que se apliquen sobre los huesos para lograr su adaptación a los implantes, de igual manera el uso acotado de tornillos quirúrgicos reduce dramáticamente el estrés postoperatorio, facilitando así la recuperación del paciente. Este tipo de placas permiten una angulación de hasta 40° respecto de su eje así como una angulación transversal de 7° ya sea con tornillos especiales acorde a este material o de carácter general. Por igual el diseño de estas placas permite la interacción con otros tornillos como la de esponjosa, pues sus orificios están diseñados para adaptarse a la aplicación de los materiales necesarios.

Los tornillos de bloqueo por su diseño no permiten la existencia de inestabilidad en la compresión de la placa con el hueso, lo que reduce en gran medida los costes de la operación, de la misma forma que posibilitan una recuperación rápida del receptor.

Sin embargo ¿Qué diferencias hay entre las placas tradicionales y las placas bloqueadas?

La principal diferencia es que estas últimas tienen diseños que bien se adaptan a la forma anatómica del hueso, posibilitando, como se dijo, la fijación del implante en tiempos record y con mejores resultados, gracias a la posibilidad de controlar la angulación en la aplicación de los tornillos. Estos materiales cuenta con una gran variedad de formas según el hueso en que vayan a ser injertados, tenemos por ejemplo la placa en T, que se ocupará de huesos con dimensiones considerables y que es colocada en la parte esponjosa del hueso.

Así por ejemplo tenemos también las placas radiodistales u oblicuas para el hueso que les da nombre y acorde al lugar donde haya ocurrido el traumatismo, en entre algunos de las numerosas variedades de este artículo; de esa manera, las placas LCP nos permiten cubrir una amplia gama de criterios clínicos y resolver una gran cantidad de lesiones, fracturas y traumatismos.

Esto contribuye a que el hueso se regenere sin sufrir deformaciones y con un restablecimiento orgánico casi inmediato, posibilitando que los huesos y orgánicos pronto comiencen el proceso de recuperación, reduciendo el dolor y los padecimientos derivados, como hinchazón y reacciones alérgicas, que comparado con otros productos requeriría una recuperación más prolongada. Las placas LCP distribuyen la fuerza que recibe el hueso gracias a su diseño dinámico que se caracteriza por la creación de un conjunto de ángulo fijo, y a la vez motivando la creación de nuevos tejidos osteoblásticos.

Éstas placas están tradicionalmente fabricadas en titanio, siendo por ende, piezas con una dureza y ligereza superiores a muchos de los materiales comúnmente usados, así mismo, su cabeza ergonómica garantiza adaptación a aquello huesos de forma irregular o bien, a las fracturas que se producen en el extremo del hueso (en la parte esponjosa), haciendo que portarla no resulte incomodo ni causa de estrés postoperatorio.

La forma además en que están hechas ayuda que el hueso regenere sus tejidos más rápidamente, pues tras una fractura, los osteoblastos suelen crecer disparada y desorganizadamente, en cambio, con el uso de materiales como este, las células y tejidos nuevos forman estructuras orgánicas funcionales.

En Travma Medical, contamos con placas anatómicas bloqueadas en acero y titanio, tales como: Placa para fémur distal, placa para olecranon, placa para tibia distal, placa para radio distal y muchas otras. Garantizando la mejor calidad y servicio del mercado.

Pin It

» Blog » PLACAS BLOQUEADAS
On 12 febrero, 2018
By

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« »